Gustos y opiniones (colegimos). Disertación a secas

Los gustos y opiniones ajenas expresadas en voz alta son tan inciertas como oportunistas y circunstanciales. Por ejemplo: Él no podía pronunciar la “R”, y en su lugar profería una “L”. Se pasó la vida diciendo que su palabra favorita era “colegir”, pero, como nunca la empleó en frase alguna, jamás supimos con exactitud cuál…

Rutina A

Un señor se levanta temprano, desayuna fruta (qué aburrido), se viste, se desviste y se vuelve a vestir. Sale a la calle, va al banco, saca todo su dinero y lo vende en la plaza cobrando ochenta y cinco céntimos por cada euro. Toma sus ganancias, o sus perdencias, según se mire, y va al…

Nos vetan

Nos vetan por hacer lo que está hecho, nuestros poetas grandes y mejores, y ya de mariposas ni de flores tenemos de escribir más el derecho.   Nos vetan por rimar. Los mismos pechos que laten por librar de sus captores al verso —de sí mismo—, y vencedores, lo encierran luego en un cuartucho estrecho.…

Justas

Éste es mi puño. Dadle mi letra a quien la quiera. De estos, mis ojos, vuestro es el llanto y la mirada. Vuestra, también, la voz —lo que decir quisiera—, y vuestros los silencios de mi pugna acallada. Vuestro es, al fin, el vago producto que mi esencia genera por los campos con su marcha…

Rollo y ostracismo

“Rollo” es una palabra enrollada y gusta a los jóvenes, que dicen, “me va tu rollo”, o “me mola tu rollo”, o “es mi rollo”. Pero “ostracismo” no les gusta y no es su rollo. Y no lo entiendo, porque a mí me encanta y, si fuese emperador romano, me pasaría el día condenando a…

Sin ti, Poesía

No sé qué haría yo sin ti, Poesía, ni el trago de esta noche, cómo lo tragaría. En los ojos del Sueño hay un haz de desprecio. ¿Yo qué haría, dime, sin ti, Poesía? ¿Qué haría? Si recuerdo apenas ser un gesto grave, sombra taciturna, amor, sed, hambre y silencio. Pues es el amor la…