Recuerdos del día de Reyes

¿Recuerdas, Abuelo, los días de Reyes? Aquellas mañanas, tras desayunar el roscón, íbamos todos a tu casa. Y, allí, en la salita, sentados —detrás de los nietos la abuela—, ¡cuántos besos, cuántos regalos, cuánto amor e ilusión la vuestra! ¿Sabes abuelo?, las mañanas del día dorado de Reyes ni mis dos hermanos, ni yo, sabíamos…

Anuncio publicitario