De la envidia a la ambición. El arte de llenar páginas

«En los ambientes con grandes desigualdades, la envidia es la patología predominante; cuando el nivel se iguala, al aumentar las posibilidades de convergencia, ésta degenera en ambición», explicó un día un señor muy señoreado en una cena muy hecha. Luego tomó un delicado sorbo de vino de los que vienen en botellas de cristal con tapón de corcho y todo. Ocurrieron muchas otras cosas interesantes que no pude escuchar bien porque me hablaba todo el rato mi cuchara sopera en los momentos más inoportunos.

Nota para el lector: Este relatillo es de relleno. Disculpen las molestias (no es una orden).

Felipe Santa-Cruz

Relato extraído del libro Rutinas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s