“De un solo trago”, ¿me suicido?, ¿no me suicido?

Cubierta de De un solo trago

Cubierta de De un solo trago

Esa es la pregunta clave que se hace a sí mismo Pedro Calleja al comienzo de su breve autobiografía: ¿me suicido? Para responderla recorrerá sus vivencias y sopesará si su existencia continúa mereciendo la pena.

Escribí esta novela hace un par de años. Supuso para mí un viaje iniciático que culminó con la deseada catarsis. De modo que le guardo un cariño especial, raro, como desapegado. Pedro Calleja y yo tenemos una relación de amor-odio, hasta el punto de producirme pavor la lectura de las palabras que puse en su boca, por mucho que sea uno de los personajes que más me enorgullecen como escritor. Y, aunque he intentado vencer este miedo, una y otra vez he sido derrotado por él. Por ello no he vuelto a leer De un solo trago desde que la terminé. Alguien me ha substituido en sus sucesivas tareas de revisión; la lectura del libro os indicará quién.

Ahora la dejo en vuestras manos y a vuestro juicio. Espero que os complazca.

Sólo puede adquirirse en Amazon. Os dejo el enlace de la novela en España, tanto en formato Kindle como en papel. Si no me leéis desde España, podéis adquirirla desde la tienda Amazon de vuestro país o, en todo caso, desde amazon.com.

Cierro con los primeros párrafos de la obra. Un placer saludaros.

 

Tengo una pistola con una sola bala alojada en la recámara y la disposición de apretarla o no contra mi sien y accionar el gatillo cuando termine de escribir mis memorias. A su fin juzgaré si ha merecido la pena recorrer esta parte del camino y si me apetece tomar el atajo a la muerte o dejar que ella me salga al encuentro cuando sea su capricho.

Hubo otras antes que ella, pero no se ama sino a la última. Con todo, nunca he sido suyo. Ella así lo quiso; tampoco se entregó a mí del todo, y si hubiera querido colmarme, yo no habría necesitado otros brazos.

Ojalá hubiera sido la única.

Es importante decir que soy escritor, que es mi oficio hoy día y que en otro tiempo fue mi pasión. Es importante porque ella se enamoró de la persona y fue aborreciendo al escritor en que convine. Es importante porque ha hecho que yo me odie sin remedio y que me encuentre en la situación que ahora vivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s