El mentiroso, micro relato para sobrepensar

Él siempre defendió que la mentira es la sal de la vida. Por ello, cuando murió a causa de una subida de tensión, todos convinimos en que ésta se la había provocado el hecho de que su mujer llevase tantos años engañándolo con una cuidada selección de señores.

Felipe Santa-Cruz

Relato extraído del libro Rutinas

Leer relato siguiente. El pensador y el pensativo

Leer relato anterior. Rutina A

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s