Copa de celos

Sangre, gotas
son de vino
en el filo
de una copa.

¡Sangras, copa,
y derramas
a quien amas,
de quien brotas!

Por la brecha
de tus ropas
de cristal
sangras, copa,
tan doliente
y abundante
que eres fuente
de ese cante
que da muerte
delirante
al amante
por sus mientes.

Sangre, gotas
son de vino
en el filo
de una copa,
que es la duda:
una herida
que en la vida
jamás cura.

Felipe Santa-Cruz

Poema extraído del libro La daga en la pluma

Leer poema anterior. Antores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s